Osho: La capacidad de estar solo

Me llegó este artículo por redes sociales y me parece interesante compartirlo, una reflexión muy sencilla de entender y una gran verdad. Todos tenemos gente a nuestro al rededor en situaciones similares y hasta nosotros hemos pasado por ellas en algún momento. Cuantas veces hemos y nos hemos visto queriendo aplicar y aconsejando sobre esta capacidad.  Hay quien siempre está solo y parece que le gusta, hay quien pasa de un estado a otro  sin transito por la soledad, hay quien comparte desde hace mucho tiempo y “hasta el el infinito y mas allá”, hay quien siempre anda buscando y parece nunca dar con la persona adecuada o que cumpla sus expectativas. Hay quien el el transito de la soledad se deja querer de vez en cuando por periodos limitados de tiempo, hay quien siente que mejor solo y quien desea siempre compartir. Sea cual sea el periodo vital en el que te encuentres, todos son perfectos si todo parte de “la capacidad de estar solo” de la ausencia de necesidad de cambiar de estado mas allá de la generosidad de compartir o dejar marchar.

Osho: La capacidad de estar solo

Estas palabras de Osho te ayudarán a comprender la importancia del estado de soledad, ése que te permite plenitud y te prepara para amar de verdad.

“La capacidad de estar solo es la capacidad de amar. Puede que te parezca paradójico, pero no lo es. Es una verdad existencial; sólo aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de compartir, de llegar a lo más profundo de la otra persona; sin poseer a la otra persona, sin depender de ella, sin reducirla a una cosa, y sin volverse adictos a ella. Permiten que la otra persona tenga total libertad porque saben que si se marcha, ellos seguirán siendo tan felices como son ahora. La otra persona no puede arrebatarles su felicidad, porque no es quien se la ha dado.

Entonces, ¿Por qué quieren estar juntos?

Ya no se trata de una necesidad; se trata de un lujo. Intenta comprenderlo. Las personas auténticas se aman porque es un lujo, no una necesidad. Disfrutan compartiendo; tienen mucha alegría, les gustaría derramarla en alguien más. Y saben cómo interpretar su vida como solistas.

El solista de flauta sabe cómo disfrutar a solas de su flauta. Y si por casualidad se encuentra con un guitarrista, un solista de cuerdas, disfrutarán tocando juntos y creando una armonía entre flauta y cuerda. Ambos disfrutarán: ambos derramarán su riqueza en la otra persona.”

Osho.

Un artículo de :http://rincondeltibet.com

Quizás te interese también: https://www.flotexperience.es/conectate-para-ser-feliz/

Categorias: Sin categoría

Autor: David Murcia