Haloyoga

Damos un nuevo sentido a nuestra “salt Room”

CLASES Y TALLERES

Desde Flotexperience iniciamos un nuevo concepto de relajación con la incorporación de  nuevas sesiones en un espacio tan especial como es nuestra “Salt Room” en este entorno tan  íntimo y relajante donde normalmente se realiza las sesiones de Haloterapia, hemos querido incrementar su potencial con una serie de talleres y clases semanales donde el principio fundamental es la relajación a través de diferentes disciplinas.

Todos nuestros talleres y sesiones se realizan en nuestra Salt Room, una verdadera playa de sal en la ciudad, un espacio que invita a la paz y la relajación. Nada más cruzar la puerta sentirás que dejas detrás tus problemas y preocupaciones una serenidad invade tu cuerpo y mente que se disponen a recibir una sesión de relajación en cualquiera de las disciplinas que a continuación te proponemos.

Recuerda la base de todo ejercicio de relajación es la respiración  en cualquier disciplina que se realice. Para potenciar estas disciplinas  las complementamos con Haloterapia. Aprenderás a realizar diferentes ejercicios en un ambiente  salino de pureza máxima despejando así la vía aérea y ampliando tu capacidad pulmonar. Permitiendo un mayor intercambio de oxígeno entre pulmones y  sangre aportando grandes beneficios para la salud.

yoga, Haloyoga madrid, haloterapia
HALO-YOGA

Duración de las clases  75/90 min aprox.
Grupos reducidos 10/12 personas
Míercoles 20:30h (plazas disponibles)
Jueves  20:30h (plazas disponibles)

Resto de días pendientes de abrir grupos en función de demanda

Precio: 15€/Clase de prueba, 60€mes/1h semanal*, 85€mes/2h semana*, 150€/bono 10 sesiones horario libre *

*

Beneficios del Yin Yoga:

Cómo el Yin Yoga Equilibra Tu Práctica de Yoga

No hay trampa, la práctica de las posturas o asanas de yoga te enseña a adquirir una conciencia corporal que deriva en la adquisición de un mayor control mental, lo que día a día proporciona el tan anhelado equilibrio entre cuerpo y mente que ayuda a llevar una vida más liberada

Gran parte de este desequilibrio en el que vivimos viene dado por la occidentalización mundial, por tanto, no es tan disparatado pensar que los estilos de yoga más populares son asimismo los más afines a este estilo de vida. Si bien estilos como el Hot Yoga o Vinyasa Yoga proporcionan claros beneficios de tonificación muscular y relajación mental, estos son dos estilos muy intensos físicamente hablando.

Sin embargo, todo esto representa el curso natural de las cosas en esa restauración del equilibrio. No es posible pasar de un mundo en el que el la OMS cataloga el estrés laboral como una enfermedad de gran gravedad a uno que tenga como hábito meditaciones en grupo en el descanso de media mañana en la oficina. El hecho de que millones de personas estén adquiriendo día a día una práctica regular de yoga a modo de terapia desestresante en lugar de optar por la prescripción de fármacos, indica que vamos por el buen camino. Yogis, estamos cambiando mundo poco a poco.

¿Por qué deberías practicar Yin Yoga? A continuación te proporcionaré hechos, datos y ejemplos para que te animes a probar una clase.

Para empezar te diré que uno de los beneficios del Yin Yoga ayudará a que mejorares y seas capaz de ir más allá en la práctica tus asanas en Vinyasa, Hot o Hatha Yoga y que además mejorarás la tal anhelada flexibilidad.

La limitación en el rango de movimiento se relaciona generalmente con la falta de flexibilidad pero en realidad, la limitación de movimiento se da en la mayoría de las ocasiones por tensiones acumuladas. Los tejidos que oponen mayor resistencia y los cuales nos hacen ser más o menos flexibles: las articulaciones y los ligamentos en un 47%, los músculos y la fascia en un 41%, los tendones en un 10% y la piel un 2%

Con la práctica del Yin Yoga estos porcentajes se ven reducidos. El estrés prolongado que se aplica en los tejidos a través de las posturas hace que los tejidos de tipo yin (fascia, ligamentos y demás componentes de las cápsulas de las articulaciones) respondan de una manera gradual y permanente a su estiramiento.

Los tejidos de tipo yin necesitan ser trabajados de la manera inversa, a través de la aplicación de un estrés prolongado. La duración del estrés ejercido en la zona que se trabaja a través de la asana es la clave para la realineación de los tejidos yin.

A estos beneficios físicos atribuidos al Yin Yoga se le unen también ciertos beneficios psíquicos.

Las posturas de Yin Yoga, como en el Savasana, exigen un gran control mental.

En las clases de Yin Yoga, damos a nuestra mente 5 minutos de oportunidad en cada postura. Es mucho tiempo para observar y aprender acerca de las reacciones de nuestra mente. La experiencia, si te dejas llevar, es muy liberadora.

Los beneficios del Yin Yoga son físicos, mentales y emocionales y se trata de una práctica simple apta para todo Yogine. Tú encárgate de llegar a tu esterilla, del resto se encarga tu práctica.