Cómo aliviar el dolor con la sal de Epsom

¿Sufres por exceso de trabajo, cansancio o sobrecarga muscular? Alivia tu dolor utilizando sulfato de magnesio, conocido comúnmente como sal de Epsom. El compuesto de sales funciona sacando los desechos químicos del cuerpo, aumentando el flujo sanguíneo y extrayendo ácidos, minerales y subproductos de la energía atrapada en el tejido muscular, como al ácido láctico, deshecho metabólico producido por estrés muscular. Una breve inmersión en una bañera o una aplicación de esta sal en áreas específicas de tu cuerpo acelerará la curación y reducirá el dolor.

Te proponemos varios métodos :

  • Sumerge todo el cuerpo: toma un baño caliente. Vierte de 2 a 4 tazas de sal de Epsom en la bañera mientras se llena, con agua caliente, esto ayuda a su disolución, remueve hasta que se disuelva. Una vez disuelto puedes añadir unas gotas de aceites esenciales, como lavanda relajante, si lo deseas. Sumérgete y disfruta un mínimo de 20 minutos. El magnesio ayuda a reducir la inflamación. El sulfato, el otro elemento de las sales de Epsom, ayuda a desintoxicar el cuerpo y la piel.
  • Compresas calientes: Para un dolor más localizado puedes utilizar este otro método. Necesitarás una  una toalla pequeña. Vierte en ella 1/2 taza de sulfato de magnesio. Enróllala o dóblala, de tal forma , que la sal no se salga. Humedece la toalla e introdúcela al  microondas durante un mínimo de 30 segundos. Retírala y aplícala al músculo dolorido. Cubre la compresa con una toalla seca para mantener el calor. Deja que la compresa cubra el músculo durante 20 minutos.
  • Aplicación concentrada: Para ello necesitarás mezclar  1 taza de barro para baño con 1/4 taza de agua caliente y 1/2 taza de sulfato de magnesio. Aplica la mezcla en la zona congestionada que quieras descargar, extremidades espalda, etc. Deja que permanezca sobre tu piel durante 30 minutos. La mezcla de barro y sal se adherirá a tu piel y estimulará la absorción de los deshechos metabólicos producidos por la sobrecarga muscular. Retira el barro con una ducha tibia,  sentirás en esas áreas un hormigueo debido al aumento del flujo sanguíneo en la zona, una mejora de la conducción nerviosa y una mayor oxigenación del músculo

Después de la aplicación de cualquiera de estos métodos para aliviar el dolor muscular es conveniente beber agua para rehidratarse.

Espero que os sea útil. Si no sabeís donde comprar sales de Epson, en Flotexperience tenemos saquitos de 5kg para quien quiera probar alguna de estas técnicas en casa.

 

 

 

Autor: David Murcia