Reiki 

Cuando  se comienzan un tratamiento de Reiki o Sesiones Reiki  se despiertan en nosotros temas que estaban dormidos, reprimidos, tapados o quizás sentíamos que ya estaban resueltos y olvidados. Al comenzar el camino del Reiki se ponen de manifiesto emociones, sentimientos y bloqueos energéticos acumulados, que pueden ser sanados.

Nuestro cuerpo es el continente de nuestra alma y de nuestra psiquis. En él quedan las marcas de todas nuestras vivencias, es el reflejo de emociones y cargas tanto físicas como mentales. Son todas estas cargas y bloqueos los que se reflejan de forma negativa en nuestro cuerpo y mente, los que impiden que nuestra energía fluya y se exprese en armonía. Cuando nos sentimos mal, insatisfechos, enfermos físicamente o emocionalmente la terapia de Reiki nos ayuda a reconocer nuestra propia esencia, lo que realmente necesitamos y que debemos modificar, que puede que no coincida con lo que nosotros queremos, sino lo que realmente nos hace falta en este momento de nuestra vida.

” No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”, dice una máxima Reiki

 

 Dr.-Mikao-Usui-_-Reiki,terapias alternativas, flotación, haloterapia, relajación, meditación, yoga, problemas respiratorios, estrés, relajacion, dolores musculares. 

Reiki es una técnica japonesa cuya función es canalizar la energía universal hacia nosotros y otras personas. Aunque esta práctica de canalizar energía tiene más de 3.000 años de antigüedad, cayó casi en el olvido hasta que fue rescatada en 1920 por el doctor Usui, un monje y catedrático japonés al que se considera el primer maestro reiki.

Esta técnica parte de una tesis muy sencilla: que el ser humano es “todo energía”, afirmación que aunque parece muy esotérica comparte aspectos con la física cuántica. El reiki sostiene que cuando la energía se bloquea, por cualquier circunstancia, es cuando se produce una enfermedad. Cuando la energía circula libremente dentro de nosotros, nuestra mente y cuerpo permanecen fuertes, fluidos, estables y equilibrados.

La imposición de las manos en la zona afectada, donde la energía ha quedado taponada, sirve para disolver ese ”nudo” que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al organismo. Esa energía externa es la que desbloquea nuestra propia energía vital cuando no fluye. Sirve para potenciar nuestra capacidad autocurativa y crear un estado de armonía y equilibrios físico, mental, emocional y espiritual.

Cualquier persona puede recibir reiki como método para eliminar el estrés, tratar dolencias físicas o emocionales y como método de crecimiento personal. La tensión nos dificulta la comunicación con nosotros mismos y con los demás.

 Sesión

Una sesión completa suele durar 45 minutos aproximadamente. Esta se realiza en camilla y pueden ir acompañadas de música suave y cromoterapia. El terapeuta irá colacando las manos en puntos específicos del cuerpo siguiendo un protocolo o de forma intuitiva según vaya transcurriendo la sesión o se quiera focalizar el trabajo. En este momento  se siente una profunda relajación y sensación de paz. Muchas personas se quedan dormidas, esto no influye en el resultado final. Hay quien siente cosquilleo, calor o frío en diferentes partes del cuerpo según la fluye la energía. Otros ven colores, experimentan una sensación de “flotar” o les afloran emociones. Hay quien no siente nada,  no por ello el Reiki no está funcionando.

 Es un proceso progresivo, por lo cual se suelen aplicar varias sesiones. Pero también se puede aplicar de forma puntual, en un punto localizado según necesidad sin límite o mínimo de tiempo.

Reiki actúa de tres formas:

  1. A corto plazo, proporciona una sensación de relajación y bienestar.
  2. A medio plazo, fortalece y estimula nuestras capacidades autocurativas.
  3. A largo plazo, favorece un cambio positivo de hábitos y comportamientos más saludables.

Durante el proceso de sanación se suele producir Lo que comúnmente se llama “crisis curativa “En los días posteriores, durante las primeras sesiones  podemos sentir  estas crisis,  no es algo negativo que nos esté pasando, es la consecuencia de una reacción de nuestro cuerpo ante un cambio de energía interior. Tomar conciencia de la situación nos ayudará a sentirnos tranquilos con ello hasta pasar por todo el proceso.  Es habitual que se puedan tener sensación de náuseas, vómitos, diarrea, dolor de garganta o simplemente se pase una semana enfadado o de sentimientos a flor de piel. Hay quien con estos síntomas pueda pensar que el Reiki le ha ido mal, en realidad lo que ocurre es que se manifiestan periodos de limpieza y depuración energética, física y emocional. No todas las personas experimentan crisis de sanación ni reaccionan igual. Por lo general para sufrir una crisis de sanación se debe realizar un tratamiento de varias sesiones para que la persona se limpie a fondo. Cuanto más largo es el tratamiento más completo y duradero son los efectos.

Sintomas de una crisis curativa

Una crisis de sanación es un proceso que  activa en nuestro ser, mediante el cual nuestro cuerpo físico libera toxinas acumuladas en nuestros órganos y nuestro cuerpo mental  libera emociones, estas se pueden dividir en:

Síntomas mentales-emocionales

  • Ira
  • Tristeza
  • Miedo
  • Odio
  • Ansiedad

Síntomas físicos

  • Incremento del sudor
  • Incremento de la orina
  • Incremento de las evacuaciones
  • Sarpullidos
  • Vómitos
  • Síntomas de resfriado o gripe
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Dolores de lesiones  pasadas

Riki en hospitales

Reconocida como terapia alternativa por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se usa para aliviar el dolor de pacientes y ayudarles a superar los efectos secundarios de tratamientos muy agresivos. El reiki  además de compatible, complementa cualquier tratamiento y en ningún caso se recomienda suspender sin una supervisión médica.    Puede usarse en combinación con terapia psicológica tradicional y como complemento a un tratamiento con fármacos anti-depresivos.

Estados Unidos y Reino Unido ya se utiliza en más de 1.000 centros hospitalarios y está incluido en el Sistema Público de Salud. En el estado de Nueva York, los servicios de emergencia están formados para dar Reiki. El Instituto de Salud norteamericano lo define como terapia complementaria y no “alternativa”. En Inglaterra y Alemania se accede al Reiki a través de la Seguridad Social. En España es usado por varios hospitales como La Paz,  el Ramón y Cajal, Puerta de Hierro, Val Débron, etc. 

Reiki en hospitales Españoles :http://www.larazon.es/noticias/

Las sesiones duran 60min aunque pueden demorarse algo más dependiendo de como transcurra la sesión.

RECOMENDACIONES

Para recibir este tipo de sesión no es necesaria ninguna preparación.Ven sin expectativas, sólo déjate llevar, ábrete y relájate. Durante la sesión no analices, no te resistas  ni intentes racionalizar el proceso, las respuestas y la sanación vendrán según vayan desapareciendo los bloqueos.

Comprar/Regalar